Halloween ¿Bueno o Malo?

Cuando se está en pleno Halloween viene la pregunta: ¿Es bueno o malo celebrar el Halloween?

1367973_71303537Esta interrogante mayormente viene de personas con creencias religiosas, especialmente de gente con trasfondo cristiano. Las personas que celebran el Halloween como una fiesta cultural o como una actividad perteneciente a la tradición del pueblo, lo ven como algo normal en la vida de su comunidad. Piensan que no hay nada de malo en una fiesta cuyo objetivo principal es hacer a los niños felices.

La presencia de los niños da un toque de ternura al Hallowen y esto sensibiliza a los adultos ¿Qué puede tener de malo que los niños vayan de puerta en puerta, la noche de Halloween, pidiendo dulces bajo la inocente amenaza de ¡trick or try! cuya significado probable es “has un trato conmigo, si no te hago un truco”. Adaptándolo a los niños: “si no me das dulces te hago un truco. Si el dueño de casa se niega el truco o broma puede ser el lanzamiento de huevos contra la casa, ruidos, griterías y, en algunos casos extremos, se tira basura, etc.

Se dice que esta práctica comenzó en Inglaterra en el tiempo de la persecución religiosa que ocurrió entre protestantes y católicos. Cuando los inmigrantes ingleses llegaron a América, trajeron la práctica del trick or try; con el tiempo la abandonaron pasándola a los niños, quienes, cada 31 de Octubre, salen por el barrio recogiendo dulces.

El Halloween tiene la facha de una actividad sana. Así debió haber sido si el reino de las tinieblas no la hubiera tomado como una ocasión para honrar a Satanás. Esta parte del Halloween es negada por quienes se envuelven en cultos satánicos, actos de santería y de brujería. En muchos países de América Latina combinan el 31 de Octubre con el 1ro y 2do de Noviembre para celebrar Halloween, el día de todos los santos y el día de los muertos. Estos tres días son de gran actividad satánica. La adoración demoníaca se lleva a cabo el 31 de Octubre, y en Noviembre 1 y 2, mayormente por las noches.

La santa muerte es venerada en México y se ha ido extendiendo a otros países del continente. La prensa local se hace eco de las fiestas y rituales que tienen lugar en diferentes regiones en honor a estas entidades satánicas. En forma increíble se puede ver y escuchar como la gente envueltas en estos carnavales, piensan que están haciendo algo sano e inofensivo. El Halloween no es tan inofensivo. La adoración a Satanás experimenta un avivamiento en esa época. Al amparo del Halloween se cometen muchos sacrilegios. El nombre de Cristo es vituperado. El nombre de Jesús es pisoteado y denigrado al máximo para resaltar la figura de diablo.

Por otro lado, muchos ritos donde ocurren sacrificios de animales para tomar su sangre y sus víceras, se llevan a cabo. La sangre la rocían sobre tumbas o altares y las víceras las queman para ofrecerlas como ofrendas satánicas. En años recientes he leído en periódicos dominicanos, y visto en noticieros televisivos, reportajes que cuentan de violaciones de tumbas donde se roban cadáveres para tomar los cráneos y otros huesos, los cuales usan en sus rituales. Así que, una fiesta que posiblemente empezó como una celebración sana, ha adquirido una connotación religiosa muy oscura.

El Halloween ¿Bueno o Malo? la respuesta se encuentra, no en lo que fue, sino en lo que es el Halloween. Actualmente lo que observamos en cuanto a los símbolos y las decoraciones de la época, honran al mundo de las tinieblas. En cuanto a eso sabemos que “no hay comunión entre la luz y las tinieblas” y que “no hay acuerdo entre Cristo y el diablo”, ni tampoco “hay acuerdo entre el templo de Dios y los ídolos” (Véase 2 Corintios 6:14-18). Además, Las Sagradas Escrituras dicen también: “Porque vosotros sois el templo del Dios viviente” 2 Corintios 6:16). Esto significa que un seguidor de Jesucristo no debe contaminarse con nada que sea hecho en honor a Satanás. Las tinieblas son tinieblas, la luz es luz. El diablo es representado por la oscuridad, Jesucristo es la luz. Con Razón dice la Escritura al cristiano: “Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” (Efesios 5:11).

El Halloween ¿Bueno o Malo? La respuesta es: ¡MALO! La decisión de participar en las actividades que se realizan con motivo del mismo, es tuya; pero también es tuya la responsabilidad y las consecuencias. La noche del 31 de Octubre es mejor quedarse en casa o participar en una vigilia de oración en tu iglesia, o hacer algo que honre a Dios y exalte su nombre. Espero que este artículo te sea de ayuda.

Comments

comments

Be Sociable, Share!